lunes, 24 de noviembre de 2008


RUTINA

Está hecha de objetos, del polvo acumulado durante horas y días hasta ocultar nuestros gestos con su fina capa de desidia. Me construye y me deshace. Es el designio del tiempo, agazapada bajo una falsa seguridad traidora. Sus otros nombres son "conformidad" y "abulia", como cuando se viaja dentro de un vagón sin sentir la inercia del trayecto. Como cuando nos reconocemos —de un modo misterioso— en el apacible y somnoliento acomodo que practican, indolentes, los gatos.






video

No hay comentarios: