sábado, 6 de febrero de 2010


Cada mañana, al levantarme, me miro en el espejo y me disparo a bocajarro:
—No eres más estúpido porque no te entrenas.
Desde el otro lado, una voz cavernosa siempre responde:
—Dispones de toda una vida para superarte.

8 comentarios:

Eduardo Arias Rábanos dijo...

¿Para superarte en estupidez, o para alejarla definitivamente de tu lado? Es importante la aclaración

Arsenio Bernal dijo...

No sé si la ambigüedad es buena en literatura. Me imagino que no. Conociéndome como me conoces, no andarías desencaminado si aceptas la primera posibilidad. Siempre puede ser uno más estúpido de lo que nunca llegó uno a imaginar...

colorprimario dijo...

A mí me gusta la ambigüedad. No sé si en la literatura en general. la verdad... Pero a este texto le sienta bien, al menos, en mi humilde parecer, como crítica a aquellos que no hacen sino incitarnos a la autosuperación su sentido más cargante.

Encantado estoy de haber pasado de nuevo por aquí, Arsenio.

Un abrazo.

D.

Arsenio Bernal dijo...

No hay que darle tantas vueltas, colorprimario: simple falta de autoestima, mi amada más esquiva (como todas las amadas). ¿O vanidad mal disimulada?
Encantado igualmente por verte por aquí.
Un abrazo.

Cher dijo...

Quien no se ve desde a dentro, busca verse desde a fuera (será por eso el espejo)y con ello busca de retocarse o superarse, nunca aceptarse. Y como a él no va a dispararse.., ea pues a los demás.
Juer que mariconazo (en el más cobarde sentido de la palabra).

Un saludo

Arsenio Bernal dijo...

El espejo es símbolo, no coquetería; el doble, el sueño, la conciencia... una conciencia culpable, socarrona, triste. Eso sólo. Casi nada...

Cher dijo...

Perdona Arsenio, pero por qué pones a Hitler ahí? Juer me despistas.
Por otra parte, si hablas de ti... Por qué te autoflagelas tanto?, de que se supone que eres culpable?
Siento plantearte tantas preguntas, pero es que quiero ser responsable en el viaje de ésta bitácora y no perder el norte.
Un saludo querido, quierete muuucho. :)

Arsenio Bernal dijo...

La vida es despiste y desconcierto. Tú misma me desconciertas con semejante pregunta; ¿qué hará un asesino (uno de tantos) en un blog moviéndose como un espantajo? ¿será nazi su dueño? Yo mismo dudé: ¿es apología o desprecio mediante la burla? Dejémoslo en que no es nada, y teniendo en cuenta que tengo más de judío que de ario, de cristiano que de ateo, de timorato que de taimado... tal vez ya puedas respirar tranquila. Espero.
¿De qué somos culpables? De todo. Incluso de lo que omitimos... mucho más de lo que omitimos que de lo que realizamos.
Aunque este blog te parezca delirante, aunque creas tener sospechas fundadas de ello, este que escribe no osaría ni por un momento perder el timón, olvidar el norte. Esa es precisamente la libertad que nos aparta de la culpa.
Por cierto: tus preguntas serán siempre bien recibidas; sólo hace falta que las respuestas estén a su altura.
Un saludo.