miércoles, 16 de noviembre de 2011

¡Ay, lo que ha dicho!



Citando de memoria a Nicolás Gómez Dávila:

Cuando volvemos la vista atrás para observar las grandes civilizaciones, cualquiera que conozca al hombre siente menos admiración que sorpresa.

2 comentarios:

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Pues me parece bastante acertada la cita de este señor,(al que no conocía y del que acabo de leer clicando en el enlace que facilitas), ya que poca admiración puede suscitar nuestra especie. Sorpresa sí, de sus logros, de sus avances, hasta de sus meteduras de pata... pero admirable no es la obra humana, precisamente, sobre todo si tenemos en cuenta que somos el principio de tantos y tantos males...


Como de costumbre, muy interesante y reflexiva entrada, Arsenio.

Saludos y disfruta de un buen fin de semana.

Cari Colado dijo...

Dardos literarios con sentido estético.Sintetizar en una frase una experiencia reflexiva es lucidez y capacidad de impacto para comunicar un pensamiento.