domingo, 7 de junio de 2015

ELOGIO





Todo elogio es una mentira consentida.

Todo elogio es una mentira consabida.

Las verdaderas razones no se dan ni se quitan en presente. Siempre lo hacen en pasado.

Foto: Josef Koudelka

1 comentario:

L. N.J. dijo...


Los elogíos en presente son una provocación, a veces, bastante peligrosa.

Estás muy acertado, debe ser el clima de tu tierra. Aquí nos derretimos.