jueves, 23 de abril de 2009


HAIKUS


Se da una tregua
el dolor esta noche:
sale la luna.

No tiene nombre,
y cerrando los ojos
se hace visible.

Suerte del olmo
que se eleva en la tarde.
¿Sueña u olvida?

Chicas que pasan.
¿Por qué me hieren siempre
tan breves sombras?

Garbosos muslos
y el vuelo de una falda.
Esa luz súbita.

Fotografía de Josef Sudek

14 comentarios:

Olga B. dijo...

Haikus garbosos, ¿tendrán ese subgénero los japoneses?
De la melancolía del dolor y su tregua a la luz súbita de las faldas que vuelan...

Arsenio Bernal dijo...

Y, si cabe, son estas últimas incluso más dolorosas (extraño que sigue siendo uno). No creo que los japoneses utilicen el género para procacidades, Dios no lo quiera, sería síntoma de evidente decadencia. No obstante son ellos ya de por sí adictos a las subidas de tono (y de otras cosas). Y que conste que no habla la experiencia.
En todo caso, no casan bien ambos tonos (ya lo sabía yo). Para eso está usted, que todo lo ensambla con delicadeza suma, fiel amiga.
Gracias : -)
(Por cierto, que aunque publiqué hoy, día 24 la entrada, en la fecha aparece el 23. Creo que mi afición libresca ha contagiado a la máquina. Cosas veredes, amigo Sancho)

colorprimario dijo...

Qué tal Arsenio... Como finalmente ha contestado, me he puesto a la tarea de leerle de nuevo, cosa que ya sabe que me agrada. Yo encuentro especialmente sugerente el segundo, me da la impresión de que en esos tres versos ha condensado una cantidad indecible de significados. Si se me permitiera expresarme de un modo un poco más personal, le diría que ese haiku dice todo lo que tiene que decir, pero que, aun así, parece que algo, la esencia misma de lo que dice, se hace tan visible que cuesta identificarlo. En fin... creo que ud. ya me entiende.

Un abrazo, y mil gracias por responder. Aunque a destiempo, es ud. bienvenido a mi rincón virtual.

Saludos.

D.

Arsenio Bernal dijo...

Lo importante, amigo mío, es lo que haya entendido usted (si es que ha entendido algo, pues suelo andarme con oscuridades que no le sientan nada bien a la literatura, y a nada en general; que el ocultamiento consciente no sea la disculpa de la nadería o de la simple estulticia es algo que sólo consiguieron muy pocos, vbgr. san Juan de la Cruz...)
Muy agradecido y hasta pronto.

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Pues mucho me han gustado tus minipoemas, vulgo haikus, sí. No sabría con cuál quedarme, lo cual es buena señal.
Eso sí, lo de garbosos...
Airosos tiene tres sílabas igualmente y creo que la eufonía sale reforzada.
Mira a ver.
Y gracias por esas pinceladas.

Arsenio Bernal dijo...

Sabido de quién viene la crítica, más garboso y ancho me encuentro yo.
Efectivamente, "airosos" vendría mejor.
Gracias por todo, maesto.

Arsenio Bernal dijo...

Maestro, perdón.

Paco dijo...

Recuerdos me trae de las tardes que habitaban el olvido, que, hoy precisamente, releí cierta parte, dedicada...
Casualidades...

Paco dijo...

Los muslos son, evidentemente, garbosos, los de mujer, claro.

Arsenio Bernal dijo...

Si no es usted más claro, no me aclaro, la verdad, aunque es una sorpresa que todavía ande usted releyendo aquel primer poemario (¿y único? ¡ay, qué nostalgia y cuánta falta de pericia!).
En cuanto a la duda muslera, a no ser que estemos en Escocia (que no es el caso), me sorprende su búsqueda de aclaración... Aunque suene políticamente incorrecto (mejor así), de la mujer me gusta todo, incluso los andares (que decía el otro en relación a... mejor lo dejamos).
Saludos cordiales.

Carmen Aliaga dijo...

¡Vaya, polifacético Arsenio, ahora también te atreves con haikus!
Tienes razón en que siempre hay que ocultar algo al lector, sobre todo en poesía, para dejarle paso a él. Yo también, como colorprimario, prefiero el segundo.
Un fuerte abrazo de nuevo.

Arsenio Bernal dijo...

Más polifacético me gustaría ser, tocar muchos más "palos", incluso ser como Leonardo... por querer, que no quede. Sólo me pesa cubrir con alguna que otra mancha el noble arte japonés de los haikus. Espero que no sea así, y agradezco sinceramente (que es lo que importa) tus siempre reconfortantes palabras.
Un abrazo.

Laura dijo...

Te mola mucho Scarlett no?

Arsenio Bernal dijo...

...Johansson, siempre.