martes, 7 de diciembre de 2010

3 comentarios:

dimas dijo...

Estimado Arsenio, te deseo un felíz año nuevo;no en la felicidad de los hombres pues de su relativismo ya sabemos todos demasiado, si no de la que solo puede proporcionar aquel que colma las ansias del epiritu.

Un abrazo

Arsenio Bernal dijo...

Qué bien me vienen ahora esas palabras: "Aquel que colma las ansias del espíritu". Con cuánta exactitud a esta eterna necesidad mía que no ceja, que no se calma ni se colma... Gracias, Dimas.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Un verdadero placer, conocer y disfrutar de tu blog.

Si lo deseas puedes conocer algo de mi poesía en mi blog.

Un abrazo