jueves, 6 de noviembre de 2014

QUÉ COSA ES ELLO




Pretender saber qué cosa es el deseo. Si el objeto del mismo es conveniente. Cuánto hay que poner de uno para satisfacerlo. O, por el contrario, no querer interferir en un movimiento que, de suyo, arrastra ciegamente cualquier voluntad. Cuándo y por qué puede llegar a ser destructivo. Si resulta inevitable perseguirlo como persigue un niño una pompa de jabón que asciende y se aleja entre risas infantiles, para después estallar como si nada. Puede que tal vez todo consista en esquivarlo como si se tratase de un truco lamentable. Embaucados por un vaivén inútil, o indiferentes detrás de un baluarte inexpugnable. Protagonistas de un sainete o héroes con un final acorde a nuestra osadía.
Este eterno dilema de vivir embridados o a merced de donde sople el viento.


1 comentario:

L. N.J. dijo...

Preciosa entrada.
Esa cosa es Maniac, por ejemplo:

http://youtu.be/8NjbGr2nk2c