sábado, 21 de febrero de 2015

HASTA AQUÍ





Nadie sabe por qué se merece haber llegado hasta aquí.



4 comentarios:

Paco dijo...

Ni siquiera si merece haber llegado.

L. N.J. dijo...

Me pierdo cuando dices "merece".

Andrei Rublev dijo...


Visión personal que ya muy pocos comparten (me parece): la vida es un don,no una losa insoportable.

L. N.J. dijo...

Vale, es que la imagen con ese hombre al borde del precipicio, me despistó. No sabía si quería volver, suicidarse, sentarse...
Agradezco este don, pero reconozco que a veces pesa.

Gracias por responder.