jueves, 20 de marzo de 2014

DESPUÉS DE LA BATALLA





Ausencia de deber moral a la que siguen la resignación y la indiferencia. No es este precisamente el paisaje después de una batalla. La forja con la que se encara esta última nunca produce frutos tan aciagos.


1 comentario:

L. N.J. dijo...

Me da mucho miedo esa desolación.